1711CONTANDOVZLAGRANCOLOMBIA620

Venezuela se separa de la Gran Colombia (1831)

El 17 de noviembre de 1831, Venezuela, junto con Ecuador, determinó separarse de la Gran Colombia ante las diferencias y disputas políticas existentes entre partidarios del federalismo y el centralismo, que hicieron insostenible el proyecto político del Libertador, Simón Bolívar, todo ello, aunado a las tensiones regionales entre los pueblos que habían integrado la República.

La Gran Colombia fue un Estado sudamericano creado en 1821 por el Congreso reunido en la ciudad de Cúcuta, y existió jurídicamente entre 1821 y 1831. Fue formada mediante la unión de las anteriores entidades coloniales del Virreinato de la Nueva Granada, la Capitanía General de Venezuela y la Presidencia de Quito, al igual que la Provincia Libre de Guayaquil. Su superficie correspondía a los territorios de las actuales repúblicas de Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela (incluyendo la Guayana Esequiba), así como otros territorios que posteriormente pasaron a Brasil, Perú y Nicaragua por acuerdos internacionales celebrados entre estos países y las repúblicas surgidas de la disolución grancolombiana.

Si bien la Gran Colombia fue creada mediante la Ley Fundamental de la República de Colombia expedida durante el Congreso de Angostura (1819), el Estado como fruto de la unión de dichos pueblos no vio la luz hasta el Congreso de Cúcuta (1821), donde se redactó la Constitución con la cual se implementó y reglamentó su creación.

En 1815, en la isla de Jamaica, Bolívar había expuesto la idea de Colombia como un país que debía hacerse realidad, con un Gobierno centralizado capaz de coordinar las acciones necesarias para resguardar las fronteras y aglutinar a los distintos pueblos de la América hispana como garantía de la independencia. Tal proyecto había sido previamente ideado por Francisco de Miranda, y Bolívar lo reanimó en sus primeros contactos con el Precursor en Londres, empeñándose en llevarlo a cabo contra viento y marea.

Bolívar debió lidiar durante su gesta libertadora con personajes que habían ganado su generalato a través de la acción, pero que acabaron aceptando la Jefatura Suprema de Bolívar como un mal necesario para poder derrotar a los españoles hasta que a la larga su liderazgo fue indiscutido.

La resistencia de España en el continente terminó en Perú con la batalla de Ayacucho, el 9 de diciembre de 1824. Todo el poderío español en el Virreinato de Nueva Granada y en Perú, quedó hundido bajo los golpes de tres hombres: Bolívar, Miranda y Sucre. Sin embargo, la unión política de los territorios del antiguo Virreinato no pudo sostenerse en el tiempo, pues la oposición al Gobierno de Bolívar fue, en general, secesionista.

En 1830, Venezuela y Ecuador declararon su independencia de la República de Colombia, quedando finalmente disuelta la Gran Colombia en 1831, dando nacimiento de tres entidades estatales distintas: Nueva Granada, Ecuador y Venezuela. La secesión venezolana fue dirigida por el general José Antonio Páez (1790-1875), quien ya había combatido bajo las órdenes de Bolívar y poseía desde entonces el virtual control de la parte venezolana de la república, que mantendría gobernando intermitentemente hasta 1863.

Fuente: Procuraduría General de la República Bolivariana de Venezuela

Imagen: web

Comentarios

comentarios