Hugo Chávez

Toma de posesión del presidente Hugo Chávez Frías

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, se juramentó nuevamente el sábado 19 de agosto del 2000 como primer mandatario, en el marco de una nueva Constitución Bolivariana que le permitiría sumar seis años, al año y seis meses de Gobierno ya cumplido para ese entonces, y le permitiría la reelección inmediata por otros seis años más.

A la ceremonia de la toma del poder asistieron dignatarios y funcionarios de gran relevancia en Venezuela, pero, a pedido del presidente, no fue invitado ningún mandatario extranjero.

Para  Hugo Chávez, que triunfó abrumadoramente en los comicios nacionales del 30 de julio, en los que puso en juego su investidura, el periodo que inauguraba representaría una nueva oportunidad para seguir materializando su "revolución social" en favor de los pobres.

Sin embargo, asume el mandato en un ambiente plagado por las críticas de sus opositores, quienes argumentaban que en su mandato anterior, condujo la economía hacia un abismo, redujo el espacio para los disidentes y promovió una reforma constitucional y un proceso electoral para nada claros ni transparentes.

Con su mano derecha en el aire y la izquierda sobre la carta que él mismo impulsó el año pasado, Chávez declaró: "Juro delante de esta revolucionaria Constitución que lucharé sin descanso junto a nuestro pueblo para cumplir y hacer cumplir los mandatos de la revolución bolivariana recogida por mandato popular en esta Constitución".

Hugo Rafael Chávez Frías recibió la banda tricolor (amarilla, azul y roja) de las manos del presidente de la Asamblea Nacional, William Lara, un influyente dirigente de la coalición de Gobierno, Polo Patriótico, quien invistió oficialmente a Hugo Chávez Frías como nuevo presidente.

Momentos antes, él y su esposa, Marisabel, pasaron revista a decenas de soldados, mientras la banda militar tocaba música patriótica en el palacio legislativo de Caracas, en honor al exparacaidistas del ejército, que protagonizó un fallido golpe de Estado en 1992.

Desde que asumió por primera vez, Chávez dejó perplejos a los venezolanos con su irreverente retórica. En plena ceremonia de asunción del mando en 1999, llamó "moribunda" a la Constitución regente. Posteriormente, realizó cuatro consultas electorales que le permitieron llevar adelante un proceso de cambio institucional, aprobar una nueva Constitución, que le dio la oportunidad de ampliar su mandato y postularse nuevamente a la reelección al final del periodo que comenzó.

La anterior Carta Magna de 1961 no permitía la reelección inmediata y fijaba un periodo de Gobierno de cinco años.

El teniente coronel (r) Hugo Chávez asumió originalmente el poder en febrero de 1999, pero con la entrada en vigencia este año de la nueva Constitución, tuvo que acudir a unas elecciones adelantadas para relegitimarse, y para renovar también los otros poderes del Estado. Con la Carta Magna anterior, solo existían tres poderes, con la nueva Constitución Bolivariana existirían ahora cinco poderes: Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Moral o Ciudadano y el Poder Electoral.

El 9 de agosto de 1999, la Asamblea Constituyente, encargada de redactar el nuevo texto constitucional y dominada por partidarios oficialistas, decidió ratificar al mandatario en su cargo luego de que este lo pusiera  a la orden del cuerpo. De este modo, el día 19 de agosto del 2000, fue la tercera vez que Hugo Chávez juraba el cargo en un lapso de año y medio.

"Me siento más seguro, pisando terreno mucho más firme", dijo Chávez en la víspera de la ceremonia. Ahora, "comienza un tiempo nuevo, una nueva esperanza para Venezuela, atrás hemos dejado las tormentas, el huracán. Venezuela se levanta sobre bases nuevas", manifestó ese día el primer mandatario de la República Bolivariana de Venezuela.

Fuente: http://www.efemeridesvenezolanas.com

Imagen: Web

Comentarios

comentarios