seguridad

Seguridad personal en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es considerado uno de los países con mayor seguridad y de los más pacíficos del planeta. Los neozelandeses se sienten orgullosos de disfrutar de un entorno protegido.

La sociedad no está exenta del crimen, pero los índices de violencia, homicidios y delitos, en general, son bajos y demuestran que  es un país tolerante y feliz, carente de conflictos extremos.

Según cifras de la policía, en 2015 se cometieron unos 350 mil delitos, siendo el robo con intimidación el crimen con mayor incidencia. Los homicidios alcanzaron la cantidad de 66, lo que se traduce en 1,5 por cada 100 mil habitantes.

Nueva Zelanda puntea las encuestas internacionales como uno de los países más pacíficos del mundo. También ha sido distinguida como una de las sociedades menos corruptas.

El Índice Global de Paz 2016, conocido como GPI por sus siglas en inglés de Global Peace Index, que compara unos 160 países por el riesgo de violencia personal, estima que Nueva Zelanda es el cuarto país más seguro del mundo, después de Islandia, Dinamarca y Austria.

El GPI es considerado como la principal medida anual de paz mundial y seguridad internacional y es elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, organización internacional de investigación sin ánimo de lucro, en colaboración con la Unidad de Inteligencia de la prestigiosa publicación The Economist, y con la guía de un equipo internacional de académicos y expertos en temas relacionados con la paz y la seguridad.

El índice clasifica a los 160 países que cubren el 99 % de la población mundial y utiliza en la medición 23 indicadores cualitativos y cuantitativos.

Nueva Zelanda se ubica en el prestigioso “Top cinco” de los países más seguros del mundo, por encima de naciones industrializadas como Canadá, Japón y Finlandia.

Gracias a este panorama descrito, se entiende que el Gobierno neozelandés, en su sitio web oficial, haga la siguiente declaración dirigida a los nuevos inmigrantes: “Respire mejor, duerma más profundamente. Usted se sentirá seguro y a gusto aquí, por todo tipo de razones”.

La institución policial en Nueva Zelanda

El organismo encargado del orden y de la seguridad ciudadana es la Policía de Nueva Zelanda (New Zealand Police), la cual se divide en 12 distritos, nueve en la Isla Norte y tres en la del Sur. Cada distrito está dividido en áreas y tiene una estación central desde la que se gestionan las oficinas subsidiarias y suburbanas.

La Policía de Nueva Zelanda ha sido tradicionalmente, desde finales del siglo XIX, un cuerpo policial no armado (que no lleva armas de fuego en circunstancias normales). Sin embargo, desde el decenio de 1960, empezaron a crearse unidades armadas especiales para prestar apoyo en situaciones extremas, como casos de terrorismo.

En la actualidad, se cuenta con más de una docena de equipos especiales y unidades tácticas dotadas de la más avanzada tecnología para ejercer la seguridad pública.

En general, la Policía de Nueva Zelanda disfruta de una buena reputación y goza del respeto de la ciudadanía. Las relaciones con la comunidad son armoniosas y los ciudadanos suelen colaborar con la policía en sus investigaciones. Además, mantienen una actitud vigilante en sus comunidades, por lo que suelen denunciar cualquier situación que consideren sospechosa y con frecuencia piden ayuda a la autoridad.

Fuente: www.mequieroir.com

Imagen: Web

Comentarios

comentarios