0506CONTANDORAMON620

Ramón J. Velásquez asume la presidencia de Venezuela

En 1993, Carlos Andrés Pérez fue suspendido para el ejercicio del cargo de presidente de Venezuela, acusado de malversación de fondos públicos y sustituido,  el 5 de junio, por Ramón J. Velásquez, el cual fue designado por el Congreso Nacional para culminar el periodo de Gobierno.

Durante este tiempo continuó el proceso de descentralización y se llevaron a cabo nuevos comicios para la elección de gobernadores y alcaldes. Con estas nuevas elecciones comenzó un proceso regional que se caracterizó por la aparición de nuevos partidos políticos con fuertes opciones de triunfo y el surgimiento de nuevos líderes regionales.

Una de sus primeras decisiones fue designar un ministro de Estado para la descentralización. Además, creó la Comisión Nacional para la Descentralización y el Consejo Territorial de Gobierno, con el fin de regular las relaciones intergubernamentales y profundizar el proceso en el ámbito local junto a gobernadores y alcaldes.

Vale mencionar que mediante decreto-Ley, en 1993 se estableció el Impuesto al Valor Agregado (IVA), vía Ley Habilitante.

Además se estableció el FIDES para administrar los recursos provenientes del IVA, el cual estaba adscrito al Ministerio de Relaciones Interiores. La idea del fondo era apoyar administrativa y financieramente el proceso de descentralización.

También fue creador de la Ley de Protección al Consumidor sobre encomienda a los gobernadores y alcaldes en cuanto a las atribuciones de fiscalización y control de precios.

"Narcoindulto"

El Gobierno de Velásquez fue opacado por el llamado "narcoindulto" a Larry Tovar Acuña, caso en el que la secretaria del expresidente Pérez obtuvo de forma irregular la firma del presidente para dejar en libertad al narcotraficante, representante del cartel de Medellín en Venezuela.

Nuevas elecciones 

Durante el mes de diciembre de 1993 el pueblo venezolano, sumido en una profunda crisis de credibilidad, acudió a las urnas electorales, para elegir un nuevo presidente.

En esta oportunidad, se presentó de nuevo como candidato junto a 17 candidatos más, Rafael Caldera, ahora separado del partido social Cristiano COPEI y apoyado por el partido político Convergencia, que él mismo había fundado y otras organizaciones políticas, entre ellas, el Movimiento Al Socialismo, el Partido Comunista de Venezuela y el Movimiento de Integridad Nacional, entre otros.

Fuente: http://www.diariolavoz.net

 

Comentarios

comentarios