CÁNCER

MARZO: MES DE CONCIENCIA SOBRE EL CÁNCER DE COLON

En Venezuela el cáncer de colon y recto ocupa el cuarto lugar como causa de muerte en hombres y mujeres. Además, es el segundo cáncer de las vías digestivas más frecuente en nuestro país.

Según datos estadísticos publicados por el Programa de Oncología del Ministerio del Poder Popular para la Salud, el cáncer colorrectal en hombres ocupa la tercera posición, detrás del cáncer de próstata y pulmón; y en mujeres es el segundo tras el cáncer de mama.

El colon y recto conforman el intestino grueso (el último tramo del tubo digestivo con una longitud aproximada de 1,5 metros) y se extiende desde el final del Intestino delgado hasta el Ano. Es más común en pacientes a partir de la 5ta década de la vida; pero en las últimas décadas, las tasas de cáncer de colon han aumentado no sólo entre pacientes mayores de 50 años, sino en personas con edades entre 20 y 30 años. El porcentaje de cáncer de recto aumentó el doble (4% anual) para las personas entre los 20 a 30 años y el 2% anual entre los 40 a 54 años.

La mayoría de los tumores cancerosos de Colon y Recto se desarrollan a partir de un pólipo (protuberancia de la mucosa, visible a través de la colonoscopia), que generalmente son adenomas y según los resultados de la Biopsia, se distinguen  sin son de bajo o alto riesgo para producir Cáncer. Los factores que aumentan el riesgo de pólipos malignos son: el número de pólipos (3 o más) y el tamaño (mayores de 1 cm).

Existen diferentes factores que pueden favorecer la aparición de cáncer colorrectal: la Dieta (exceso de carnes rojas, alimentos procesados, comida chatarra), el estilo de vida (sedentarismo, sobrepeso, bebidas alcohólicas, tabaco, etc.); antecedentes de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (Colitis ulcerativa o Enfermedad de Crohn).

Es importante resaltar que las personas que tengan un familiar de primer grado (padres, hermanos o hijos) con antecedente de Cáncer Colorrectal (CCR), tienen un mayor riesgo de presentar el mismo tipo de cáncer. También tienen mayor riesgo aquellas personas con factores hereditarios como la poliposis adenomatosa familiar, que aparece desde la juventud.

Aunque en sus primeras etapas el CCR no suele dar síntomas, los signos más frecuentes son: el sangrado rectal, dolor abdominal frecuente, cambio  en los hábitos evacuatorios (diarrea o estreñimiento repentino), pérdida de peso sin causa aparente y sensación de evacuación incompleta. Es importante que si presenta algunos de estos síntomas acuda a la consulta de Gastroenterología sin importar la edad, para la realización de las  pruebas necesarias para detectar el CCR a tiempo y así usted pueda contar con probabilidades de curación más altas. EL cáncer colorrectal es curable, si se detecta cuando está iniciando.

¡Hasta pronto!

Dra. Katherine Romero.

Gastroenterólogo.

Instagram: @unegastroca

www.unegastro.com

Comentarios

comentarios