gregory-infante

Infante en rol de tutor a la espera de luz verde

 

Como si de un novato se tratase, Grégory Infante, con más de 50 innings lanzados en Grandes Ligas este año, caminaba por el dugout de los Tiburones desde los últimos días de la pretemporada en el estadio Universitario.

Sin permiso para lanzar, pero con la “fiebre” de hacerlo, el diestro sabe que puede aportarle mucho a la tropa escuala  desde el montículo.

“Me vine temprano para trabajar el físico a ver si me dan el visto bueno o no para lanzar y además para hablar con los peloteros jóvenes”, indicó Infante, quien ha sido uno de los mejores cerradores de la liga en el último par de años.

El criollo tiene una historia en particular que compartir con aquellos que sueñan con una oportunidad en el máximo escenario. “Yo pasé siete años en las ligas menores trabajando duro después de que me ascendieron la primera vez y me llegó otra oportunidad. Nunca hay que darse por vencido”.

Fuente e imagen:  http://www.liderendeportes.com

 

 

 

Comentarios

comentarios