felipe-gonzalez

Felipe González dispuesto a interceder por el diálogo en Venezuela

El expresidente español, Felipe González, dijo este jueves que “sigue dispuesto” a mediar entre el Gobierno del presidente de la República, Nicolás Maduro, y la oposición, aunque con la condición de que el Estado acepte como “punto de partida el cumplimiento” de la Constitución.

Por sus críticas al Gobierno de Venezuela pudiese parecer que González está -en sus propias palabras- “satanizado con la oposición”; sin embargo, en una entrevista con The Associated Press esta semana, reveló que el año pasado Maduro lo invitó en dos ocasiones a visitar el país. “Yo para ayudar a Venezuela como para ayudar a la paz en Colombia estoy siempre disponible, pero para perder el tiempo no”.

González acaba de regresar de un viaje a Colombia, donde forma parte del grupo internacional creado para verificar que se cumplan los acuerdos de paz.

A pesar de su conocimiento de la región, no todos creen que el exmandatario sería buen candidato para interceder en la crisis venezolana. Además de asesorar a los abogados que ejercen la defensa internacional de Leopoldo López, González ha protagonizado “duros argumentos” contra altos cargos del Gobierno venezolano y con el propio Maduro. En 2015, la Asamblea Nacional  lo declaró persona “non grata” en respuesta a una iniciativa del Presidente.

El político español señaló que prevé tres posibles escenarios de salida a la crisis de Venezuela. Frente a la posibilidad de crear una nueva Asamblea Nacional Constituyente o un hipotético levantamiento de la Fuerza Armada Nacional (FAN) que dé paso a un Gobierno de transición antes de unas elecciones, González aboga por una solución similar a la que se barajó en el contexto de la última reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA), con la creación de un panel mixto de países para la mediación.

La OEA no logró en la cita de Cancún, México, consenso suficiente para reprobar a Venezuela, algo que González no considera un fracaso sino más bien la constatación del aislamiento del Gobierno de Maduro en la región y la posibilidad de que de ese foro salga un grupo de tres países cercanos a la oposición y otros tres cercanos al oficialismo que, con el papa Francisco, ejerzan la mediación.

“Hay países como Ecuador, El Salvador, República Dominicana que se abstienen (en la OEA) y que creo que quieren jugar un papel en la solución”, manifestó el político, añadiendo a Nicaragua en la lista mencionada.

El diálogo se produciría, según González, “solo” si Maduro acepta una hoja de ruta que incluya “abandonar la idea de liquidar la Constitución actual y comprometerse a cumplirla” para poder, a partir de ahí, negociar un calendario para celebrar comicios presidenciales y planificar el envío “urgente” de ayuda humanitaria al país.

“Esta es la única vía democrática y respetuosa con la legislación interna”, señaló González antes de añadir: “Es más, es la vía respetuosa con el ‘chavismo’, no con este ‘madurismo’ decadente”.

Fuente: http://www.elinformador.com.ve

Comentarios

comentarios