620x420

Diana Sierralta: “Las mujeres fuertes, hermosas y poderosas están de moda” (+VIDEO)

Por: Reinaldo Burgués

La belleza está intrínsecamente ligada a la mujer, y las venezolanas han demostrado ante el mundo ser embajadoras de lo estético y profesional. Este es el caso de Diana Sierralta; una emprendedora abogada enamorada de la confección de prendas que decidió, después de recorrer diversas partes del mundo, establecerse en Puebla, México, al frente de la marca MAGENTA 222.

Gracias a su pasión ha logrado engalanar a las mujeres mexicanas por medio de su línea de productos, entre los que se destacan las pulseras, los dijes, los collares y los zarcillos, pensados para que las usuarias se atrevan a vivir libre, fuera de su zona de confort; descripción exacta de la mujer de hoy.

Diana 1

La aventura de nuestra entrevistada en Puebla comienza con una necesidad académica, que por razones de tiempo tuvo que dejar para ejercer su carrera como abogada, primero en una ONG y luego en el ayuntamiento de la mencionada localidad, específicamente en el área de Derechos Humanos; hasta que por un cambio de gobierno tuvo que abandonar su cargo.

Con más tiempo libre y en la diatriba de la postulación de currículo en diversas instituciones, le tocó viajar a Venezuela para renovar los papeles de identificación de su hija. Durante una cena con familiares notó que una prima tenía una prenda con la técnica denominada Soutache, procedimiento que ya le había cautivado en años anteriores y que no entendía por haberlo visto solo en fotos. Le pidió a su consanguínea que le prestara el dije para detallarlo y de allí en adelante, después de perfeccionar la técnica, y ya en suelo mexicano, formalizó su proyecto, que hoy en día es referencia.

12647118_10154006807849363_6508953059630356875_n

El tránsito cosmopolita de nuestra entrevistada abarca diversos destinos. Haciendo una retrospectiva de las razones por las que emigró de Venezuela, hizo algunos estudios fuera del país y a su regreso se encontró con un cambio drástico y negativo en las  condiciones laborales en las que se desenvolvía, situación que le hizo pensar en nuevas opciones. A principios del nuevo siglo quedó encinta y una oferta de trabajo recibida por su exesposo, fue la oportunidad esperada. En un inicio vivió en Colombia mientras su expareja se establecía en México y después se le unió en el mencionado destino, primero en el DF y luego en Puebla.

¿Cómo te iniciaste en el mundo de la moda?

En un comienzo solo hacía dijes, y me quedaban grandísimos. La mujer poblana es pequeña y a diferencia de las venezolanas no son amigas de las prendas de gran tamaño, situación que me hizo pensar en cambiar el rumbo de productos que hacía. Posteriormente hice un showroom en mi casa e invité a todos los que conocía, decisión positiva, ya que mis amigas recomendaron mi trabajo a sus amigas, tiendas y locales de esta temática, situación con más aciertos que desaciertos que me llevó a donde estoy; actualmente, algunas amistades ligadas a la moda me piden utilizar mis prendas en las pasarelas.

ALT_8169

¿A qué le atribuyes tu éxito?

Todo lo que he logrado en los 18 meses que tiene la marca posee dos elementos: mucho trabajo, a veces saliendo de la zona de confort, trabajando en las condiciones que se presentan, tanto humanas como materiales; y mucha suerte: me salen angelitos y hadas madrinas en mi ayuda; además de la responsabilidad social en el entorno laboral.

¿Cómo ha sido el proceso de adaptación en los países donde has vivido?

Viví ese paso cuando decidí hacer estudios en el extranjero y como cualquier educando es muy sencillo hacer nuevas amistades e integrarse a grupos sociales. Sé que a todos no les pasa lo mismo; pienso que no todo el mundo tiene madera de migrante, es una tarea difícil para el que tiene mucho arraigo (en todos los sentidos). El que se embarca en esta tarea debe entender que en la mayoría de los casos la integración no vendrá del citadino sino de nosotros los foráneos.

12347712_10153863916269363_6244226465476843514_n

¿Qué les recomiendas a aquellos venezolanos que desean irse?

Creo que las personas que deseen abrir sus horizontes deben tomar en cuenta y aplicar tres premisas, estas, hasta el momento acompañan a mi marca como preceptos fundamentales: deben creer en sí mismos, entender el compromiso que representa el adquirir nuevos retos y aprovechar los regalos del universo, ya sea para aprender, aprovechar o descartar.

Hay otro tema, es necesario entrar en este nuevo país con humildad y adaptándose a las reglas escritas y sobreentendidas de la sociedad que ayudan a la convivencia. Como dice mi banda favorita en una de sus canciones más famosas: “esto es lo que hay”. Si una persona decide irse debe entender que empieza en desventaja y que debe llegar negociando con lo que hay, ya que si se empeña en romper los moldes de las costumbres sociales, es muy probable que fracase.

533233_10201689000688219_2008720326_n

¿Extrañas a Venezuela?

Claro que la extraño, y aún más en estos tiempos. Me he tomado la tarea de trasmutar cual alquimista los sentimientos e impresiones que me preocupan; mientras más dura sea la perspectiva más tengo ganas de honrarla y colorearla y de usarla de inspiración. Me hace falta mi entorno en los momentos pequeños, en las reuniones y convites, además de los momentos en los que necesito compartir la alegría de mis logros; gracias a la tecnología se pueden conseguir ciertos acercamientos que se agradecen.

23122015_135851_App_Rdestacado

Hoy más que nunca los venezolanos están impactando positivamente en el mundo, ya no somos tan desconocidos. Los que salimos hemos logrado sensibilizar al mundo acera de nuestras suertes y desventuras; ya el mundo no es indiferente ante los temas del país. Estamos creando una onda de buena voluntad, porque hasta hace poco no conocían a fondo nuestras potencialidades y lo buenas personas que podemos ser; la situación actual de migración nos ha dado cara y sentimientos, un lugar de honor, atributos que caracterizaran la evolución y desarrollo de Venezuela.

Acá dejamos un video de la entrevista a Diana Sierralta, no te lo pierdas!

Comentarios

comentarios