Reducción de los desastres

Día Internacional para la Reducción de los Desastres

¿Cuándo se celebra?

El Día Internacional para la Reducción de los Desastres se celebra el 13 de Octubre del 2017. Se trata de un día en el que se quiere concienciar a la población sobre la reducción de los riesgos de los desastres naturales.

Origen

El día fue instituido por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1990. El objetivo principal  es el de estar preparados y sobre todo, poder evitar la cantidad de desastres naturales que cada año arrasan con la población.

¿Qué se hace?

Es un día en el que se pretende que todos los países del mundo junto con sus ciudadanos busquemos y luchemos por reducir las catástrofes que asolan todos los años nuestro mundo, dejando poblaciones arrasadas, quemadas, inundadas, etc.

La colaboración por parte de todos los Estados es fundamental para poder frenar esta serie de catástrofes naturales y poder abordarlas mejor en el caso de producirse.

Son realizados diferentes actos en los que biólogos, investigadores y personal cualificado analiza la situación actual tan desoladora de las poblaciones que han sufrido un terremoto, tsunami, huracanes o cualquier otro tipo de catástrofe. Las consecuencias son irreversibles para la población, pueblos y ciudades destruidas, personas que lo han perdido todo, gente con miedo, miles de muertos... En estas jornadas se pretende poner en conocimiento a la población de la  realidad que sufren muchos ciudadanos del mundo. Las zonas más pobres del planeta continúan siendo las más castigadas por este tipo de situaciones.

El cambio climático, es decir, el cambio de clima que se atribuye directamente a la actividad humana, hace que todos estos fenómenos ocurran con mayor frecuencia y además con mayor fuerza, más agresivos. Los esfuerzos por parte de las naciones y de las instituciones tienen que ser máximos para poder frenar esta tendencia.

Estudios realizados entre 1890 y 2000 demuestran las cifras de personas que se encuentran expuestas cada año a las más grandes catástrofes naturales:

113 millones de personas a los terremotos.
119 millones a los ciclones tropicales.
196 millones a las inundaciones.
220 millones a las sequías.

Son necesarios muchos esfuerzos por parte de los seres humanos para que todo esto no ocurra o llegue a ocurrir de manera más leve. Son muchos los factores que ayudan a que estos riesgos aumenten: asentamiento de la población en lugares no adecuados, quema indiscriminada de árboles, deforestación, pobreza, imprevisión… Estos y muchos más factores hacen que todavía estas catástrofes sean de mayor amplitud.

Por ello, en el día de hoy se intenta analizar e investigar las causas que pueden provocar o aumentar estos desastres para, en la medida de lo posible, minimizarlos.

La acción del hombre es una de las causas que más daño está haciendo a la naturaleza, y  por ende, agrava los factores de riesgo. La tala indiscriminada de árboles, niveles de contaminación  elevados, construcciones masivas… hacen que el mundo se convierta en un lugar donde no se pueda vivir en consonancia con la  naturaleza.

Fuente: http://www.dia-de.com

Imagen: web

Comentarios

comentarios