1506719397388

Daniel Elbittar: "No tenemos que limitarnos"

El artista venezolano prepara nuevos proyectos que le permitirán seguir consolidando su carrera como actor y cantante en paralelo.

Daniel Elbittar se encuentra de vuelta en México. Aunque con frecuencia pisa tierras aztecas, el artista venezolano mantiene su forma de hablar. No se le escapa un “órale” o un “híjole”, mientras conversa vía telefónica con El Universal, minutos antes de iniciar la función de Mentiras: el musical.

Sin embargo, el actor y cantante reconoce la importancia que México ha tenido en su carrera, pues le brindó la oportunidad de protagonizar y además lanzar su primer disco. Aunque las series y las telenovelas le han permitido seguir consolidándose en la industria de la televisión hispana, Elbittar no deja a un lado su pasión por la música.

Hace pocos días, Miguel Ignacio “Nacho” Mendoza anunció que respaldará la carrera de su coterráneo con su compañía, Be Global Music. La dupla trabaja en el lanzamiento de ¿Qué es el amor?, en la voz de Elbittar.

–¿La actuación le ha sido más rentable que la música?

–Empecé haciendo música en Venezuela, pero luego me tocó elegir entre estar en la serie juvenil La calle de los sueños o ingresar al grupo Calle Ciega, y en ese momento decidí actuar porque, además, en la serie iba a tener la oportunidad de cantar. Fue un asunto de decisión debido a una circunstancia de vida. La industria musical en Venezuela entró en crisis debido al auge de la piratería. No paré de trabajar como actor en distintos mercados. En realidad, no se trata de que sienta más pasión o una sea más rentable que la otra, pero si tengo que decidir, elegiría el teatro musical porque en él tengo la oportunidad de cantar y actuar.

–¿No ha considerado la idea de retomar su carrera como cantante?

–En 2014 lo hice cuando pude lanzar mi primer disco con el respaldo de TV Azteca. Este mes vienen buenas cosas con la música y la actuación. La vida últimamente me ha dado muchas señales hacia la música, y por ahí vamos.

–Ahora que cuenta con el respaldo de Nacho, ¿consideraría la idea de lanzar su segundo disco?

–Lanzar un disco como tal no está entre mis planes ahora. La industria está cambiando tanto que aplica mucho más lanzar un sencillo. Sin embargo, puedo decir que es un proyecto en el que he estado trabajando mucho y finalmente podré verlo materializado.

–¿Cómo quedaron sus relaciones con TV Azteca, mucho se especuló acerca del motivo de su salida?

–Mantengo una excelente relación con ellos. Trabajamos juntos durante 10 años, de hecho tuve un contrato de exclusividad.

–¿Qué sucedió entonces?

–A mí me quedaba un año de contrato. Ellos tuvieron que hacer una reestructuración de la empresa y comenzaron a hablar con cada uno de sus artistas. A mí me plantearon fijar un acuerdo diferente al que me habían ofrecido originalmente, y les manifesté que no estaba de acuerdo. No puedo hablar mal de TV Azteca porque me abrió las puertas en México y me dio mi primer protagónico.

–¿Qué lo hizo regresar a Venezuela después de haber incursionado en el mercado internacional?

–Regresé en ese momento porque nunca había tenido la oportunidad de protagonizar una novela en horario estelar. Me fui al exterior para buscar oportunidades. Luego de trabajar en México se me abrieron las puertas en diferentes mercados y es cuando me llaman de Cisneros Media para protagonizar Entre tu amor y mi amor (2016). Era como una espinita que tenía de no haber podido protagonizar en mi país. Terminé esa producción y ya tenía una carrera en el exterior que no podía abandonar. Entonces me fui a Estados Unidos para trabajar en la serie de Telemundo, Guerra de ídolos (2017).

–¿Cómo surgió la propuesta?

–Guerra de ídolos es la primera serie musical en la historia de la televisión hispana. Necesitaban un personaje que actuara y que cantara de verdad. Hice las pruebas y fui seleccionado. Interpreté a Julio César, un cantante de música regional mexicana, y además canté el tema principal de la serie junto con la Banda Los Recoditos.

–¿Qué personaje le gustaría encarnar que hasta ahora no lo haya hecho?

–En las novelas los personajes son ilimitados. Tuve la oportunidad de encarnar a un invidente y fue un reto para mí. Siempre busco un personaje que no tenga nada que ver con mi personalidad. Me gustaría hacer algo completamente opuesto a lo que he hecho y sería un villano; son buenísimos y divertidos.

–Usted ha tenido la oportunidad de hacer carrera en distintos mercados. ¿Cuál es la realidad del artista venezolano en el exterior?

–Salí de Venezuela en 2004. En ese entonces visualicé lo que venía para el país. Me fui a Estados Unidos en busca de trabajo y tuve que asumir al menos cinco empleos diferentes a mi faceta como artista para salir adelante. Pero finalmente ingresé a la televisión. Tengo muchos años afuera, no ha sido como otros colegas que han emigrado cuando ya la industria colapsó. Empezar es difícil en cualquier lugar, pero no imposible. No tenemos que limitarnos. Si de algo debemos sentirnos orgullosos los venezolanos es de que la industria en nuestro país es buenísima y uno está listo para afrontar cualquier mercado porque tenemos muy buena preparación.

Fuente e imagen: http://www.eluniversal.com

Comentarios

comentarios