cuida tu flora bacteriana intestinal

Cuida tu jardín interior, cuida tu flora bacteriana intestinal

Mantener una flora intestinal equilibrada es fundamental para poder gozar de salud digestiva. Esto se logra con reglas higiénico-dietéticas que eviten que usted sea uno más de las miles de personas con enfermedades digestivas.

La flora intestinal (ó “Microbiota”, nombre que se le ha dado en los últimos años) está compuesta por cientos de billones de bacterias de más de 400 especies y puede llegar a pesar entre 1 y 2 kilos. Es tan importante que algunos expertos lo llegan a considerar un órgano. Es tan importante mantenerla en las mejores condiciones, que alteraciones como Disbiosis intestinal y el Intestino permeable, son precursoras de enfermedades inmunológicas tales como: Enfermedad de Crohn, Colitis ulcerativa, Artritis reumatoidea, Lupus y Psoriasis…. Aunque ciertamente parte de ese mecanismo generador de enfermedades auto inmunes no ha sido develado por la ciencia moderna, se ha logrado seguir la pista a moléculas pro inflamatorias originadas en el intestino y que desencadenan errores en la respuesta defensora de los Glóbulos blancos conocidos como Linfocitos T y B, así como también de células NK y Macrófagos, entre otras.

En cambio, una flora bacteriana saludable es altamente beneficiosa para el sistema inmunológico, ya que mejora las defensas, y procesos metabólicos relacionados con floras bacterianas sanas como la obesidad, la diabetes y enfermedad cardiovascular, aunque ested no lo crea. Es decir, una flora bacteriana sana, mantiene en equilibrio la gran mayoría de los procesos corporales y te aleja de muchas enfermedades.

Entre los síntomas digestivos más comunes y atribuibles a la alteración de la población bacteriana intestinal, están la distensión o hinchazón del abdomen, los gases (eructos y flatos), dolor abdominal, heces sin forma o líquidas (diarrea). Muchas de estos síntomas suelen ser englobados en un diagnostico “abusivamente utilizado”, conocido como “Síndrome de intestino irritable”, con el que lamentablemente en medicina general se enmascaran patologías importantes del intestino.

Los principales factores que dañan la flora bacteriana o microbiota, son una alimentación inadecuada, el uso indiscriminado de antibióticos, los viajes, el estrés, el consumo de grandes cantidades de grasas y azúcares, picantes (pimienta, mostaza, curry, ají picante), alcohol, tabaco, el consumo de alimentos flatulentos (leche de vaca, coliflor, repollo) y el café.

Para evitar todas estas enfermedades se debe incluir en la dieta alimentos ricos en probióticos (frutas, verduras, cereales y legumbres),  alimentos prebióticos (yogures y fermentados), pescado entre 3 y 5 días a la semana y beber al menos dos litros de agua diarios.

Ya lo sabes, de ti depende tener una salud de hierro. Cuida tu jardín interior, cuida tu flora bacteriana intestinal.

Francisco guzmán-Gastroenterólogo.
Experto en salud digestiva.
Facebook: Francisco Guzmán Unegastro.
Instagram: @unegastroca
www.unegastro.com

Comentarios

comentarios