beisbol

Criollos están claros para la segunda mitad de temporada

La segunda mitad de la temporada regular, que inicia después del Juego de Estrellas de las Grandes Ligas, es el periodo en el que cada encuentro tiene un significado importante en las aspiraciones de los equipos que están en la pelea por un cupo en la postemporada. José Altuve, Odubel Herrera, Gerardo Parra, Rougned Odor y Willson Contreras, destacan en los principales departamentos ofensivos en este lapso decisivo.

Altuve, de los Astros de Houston, es el principal candidato para llevarse la corona de bateo de la Liga Americana. Los siderales se mantienen sólidos en el primer lugar de la División Oeste del joven circuito gracias a su gran desempeño con el madero. El venezolano comanda el departamento de promedio ofensivo con más de 100 turnos al bate y fue elegido Jugador del Mes en julio.

Herrera, de los Filis de Filadelfia, es considerado por el mánager de su equipo, Pete Mackanin, como un potencial campeón bate en el futuro. Sin embargo, el bajo average de la primera mitad de la zafra (.256) lo tiene alejado de toda lucha.

Parra, se ha convertido en un apoyo ofensivo para los Rockies de Colorado en su lucha por el comodín de la Liga Nacional. El criollo, junto a Charlie Blackmon, han conformado un dúo temible desde el lado izquierdo de la caja de bateo. Ambos figuran entre los mejores en promedio y siempre están en circulación para el slugger Nolan Arenado.

Contreras, fue la bujía de los Cachorros de Chicago para tomar el primer lugar de la División Central. “Es muy claro que él (Contreras) nos tomó y nos cargó hasta el primer lugar con su buena labor ofensiva y detrás del plato”, afirmó el mánager Joe Maddon sobre el receptor. No obstante, el venezolano está fuera de acción desde el pasado 9 de agosto por una lesión en el músculo isquiotibial derecho. El catcher se mantiene entre los líderes en jonrones y carreras impulsadas a pesar de su ausencia.

Odor, de los Rangers de Texas, ha sacado la fuerza después del clásico de mitad de temporada y aumentó su proyección de cuadrangulares al finalizar la zafra, a 35. Pero el piloto Jeff Banister, comentó ayer a la prensa norteamericana la principal debilidad del venezolano, que tiene promedio de .221 en 2017: “Lo que hace peligroso a Odor también lo hace más vulnerable. Él puede golpear unos lanzamientos realmente difíciles. Pero al mismo tiempo, puede perder esos lanzamientos fuera de la zona porque no son lanzamientos de alto contacto”.

Fuente e imagen: http://www.meridiano.com.ve

Comentarios

comentarios