bajar de peso

¿Cosas que no se debe hacer para bajar de peso? Visión del Gastroenterólogo.

La lucha contra el sobrepeso es un reto ya que se debe seguir una dieta de reducción adecuada de calorías acompañada de actividad física suficiente. Sin embargo, muchas personas adoptan comportamientos riesgosos que generan daño crónico a la salud y conllevan consecuencias graves.
El apego a las dietas con ayunos extremos y conductas inapropiadas como el vómito provocado, pueden conducir a alteraciones físicas y psicológicas como la anorexia (dejar de comer de forma sostenida y prolongada) y la bulimia (provocarse el vómito inmediatamente después de comer), condiciones que no solo hablan de necesidad urgente de ayuda psicológica; sino de graves daños al aparato digestivo tales como: quemaduras en el esófago por ácidos gástricos al provocarse el vómito y pérdida del esmalte de los dientes, Gastritis erosiva porque al dejar de comer se permite a los jugos gástricos auto lesionar la propia mucosa gástrica. Y los procesos de inanición conllevan a atrofia (daño) de las vellosidades del intestino delgado, las encargadas de absorber el 90% de los nutrientes de los alimentos ingeridos.
Otras conductas que se han identificado como peligrosas, y que no deben usarse para disminuir de peso son:
- Consumir alimentos artificiales para evitar el hambre, como preparados alimenticios tipo Whey protein o batidos tipo Shakes (“batidos”), que no contienen ni la ¼ parte de los requerimientos nutricionales que se necesitan en un día, son altamente dañinos ya que paralizan muchos de los procesos que mantienen el correcto funcionamiento del cuerpo humano.

- Disminuir la ingestión de calorías drásticamente conduce a la pérdida de peso y masa muscular, con el riesgo de que al suspender la dieta restrictiva y reiniciar la alimentación aumente más el peso que antes, ocasionando una explosión de grasas en la sangre. Esta situación produce Síndrome de resistencia a la insulina y luego síndrome metabólico, por lo cual muchos pacientes sufren de Hígado graso a pesar de hacer “dieta”. EL 20% de los pacientes con Hígado graso severo terminan presentando Cirrosis hepática, a pesar de nunca haber sido alcohólicos.

- Consumir productos de venta libre, de prescripción no médica, que ofrecen propiedades “milagrosas”:
Las píldoras e infusiones de té que ofrecen bajar de peso rápidamente y ser de origen vegetal o natural, son solamente píldoras con altas dosis de cafeína y diuréticos; sin embargo, algunas de ellas incluyen otros alarmantes secretos: dosis de Hormona tiroidea o de Iodo para hiperestimular la Tiroides, colocando al cuerpo en situación de hipertiroidismo momentáneo. A la larga son pacientes que desarrollan Hipotiroidismo y nódulos tiroideos, los cuales ambos son perjudiciales para salud, aumentan el grado de acumulación de grasa corporal de la persona y en definitiva el paciente termina más obeso que al inicio.

Las píldoras de origen “natural” también pueden desencadenar efectos adversos como cualquier medicina de uso común. Durante los años hemos visto como ciertas ramas, hojas, raíces y frutos deterioran la función hepática, a veces de forma grave (Insuficiencia hepática). Y lo que Ud. ignora es que la insuficiencia hepática conlleva a la muerte en más de 90% de los casos y el único tratamiento conocido es el transplante hepático. Esto lo hemos visto en píldoras de origen chino para adelgazar.

- Recurrir a planes de limpieza intestinal, detoxificación y métodos de purga o laxantes.
Estas maniobras de limpieza intestinal del colon, por medio de enemas, son totalmente innecesarias y la pérdida de peso transitoria se logra por deshidratación y desbalance de los vitales electrolitos corporales. Además, produce alteración grave de la microbiota intestinal (conocida popularmente como flora bacteriana), lo cual es un grave daño a nuestro sistema inmunológico, el encargado de defendernos de virus, hongos, bacterias y parásitos. El desbalance de electrolitos es capaz de producir arritmias y paro cardiaco, así como convulsiones, daño neurológico y alteración del movimiento intestinal.

El organismo humano tiene la capacidad de detoxificarse o desintoxicarse permanentemente a través de la función normal del hígado y riñones. Las propiedades mágicas de detoxificación atribuidas a productos, que se venden sin prescripción médica son falsas.
¿Ud. quiere detoxificarse o desintoxicarse? Aumente la ingestión de vegetales verdes, altos en fibra y la ingesta de agua.
¿Dieta sin ejercicios? Fracaso seguro.
La Academia Americana de Medicina Deportiva recomienda practicar ejercicio moderado al menos 30 minutos diarios, 5 veces por semana o sesiones de 20 minutos, 3 días por semana, de ejercicio cardiovascular intenso. Muchas mujeres han popularizado a través de las redes sociales, como rutinas de ejercicios o de baile en casa las han llevado a una figura más saludable.
Practicar ejercicio regularmente disminuye el estrés de la vida cotidiana, y el estrés causa la liberación de hormonas como el cortisol que aumentan el apetito y el acúmulo de grasa corporal.
¡Hasta pronto!

Francisco guzmán-Gastroenterólogo.
Experto en salud digestiva.
Facebook: Francisco Guzmán Unegastro.
Instagram: @unegastroca
www.unegastro.com

Comentarios

comentarios