ambientadores

Cómo preparar ambientadores naturales para la cocina

Para eliminar los olores desagradables que dejan algunos alimentos en la cocina, hoy te enseñamos cómo preparar ambientadores naturales que te ayudarán a perfumar este espacio de forma agradable, económica y saludable.

Los ambientadores naturales son sencillos de hacer. Los ingredientes que te mostraremos a continuación siempre están al alcance de tu mano:

Aroma a caramelo, volver a la infancia

Para hacer un ambientador natural que evoca a la infancia, tan solo tienes que poner en una sartén o una cazuela 100 gramos de azúcar con dos cucharadas de agua y una de limón. Una vez hecho esto, ponlo al fuego y remueve hasta que consigas que el azúcar se dore y tenga la textura adecuada. Para aprovecharlo, haz pequeños medallones con ayuda de una cucharilla de postre, poniendo pequeñas cucharadas sobre una fuente. Cuando endurezca, puedes tomarlos como caramelos naturales.

Perfumar la casa con cítricos y otras frutas de estación

Los cítricos también son unos grandes aliados para combatir los olores que se generan en la cocina. Con piel de naranja o limón, conseguirás un aroma que siempre transmite limpieza. Para hacer este ambientador natural, pon en un cazo la piel de una o dos naranjas cubiertas de agua y déjalas cocer durante 30 minutos a fuego medio-bajo con el cazo destapado para que fluyan los aromas. Si ves que el agua se evapora, puedes añadir más para alargar la cocción el tiempo que sea necesario.

También puedes optar por otras frutas. Si te gusta el olor a manzana y especias, puedes hervir una manzana con piel troceada en ocho partes con un clavo de especia. En otoño, un aroma que le puede ir muy bien a la casa es el membrillo, un agradable ambientador que también puedes conseguir hirviendo esta fruta con agua en una olla destapada.

Para neutralizar olores persistentes

El aroma a café es una muy buena opción para olores persistentes. Basta con tostar unos granos en la plancha o en la sartén y en tan solo unos minutos se perfumará la cocina. Otra manera de combatir olores fuertes, como el de los fritos, es hirviendo agua con un buen chorro de vinagre y unos clavos de olor.

Fuente: https://www.hogarmania.com/

Imagen: Web

Comentarios

comentarios