manchas

Cómo eliminar las manchas de moho de la ropa

Las manchas de moho de la ropa aparecen, sobre todo, cuando guardamos la ropa aún húmeda o cuando la dejamos amontonada en una pila mucho tiempo después de sacarla de la lavadora. Pero no te preocupes, hoy te enseñamos  cómo deshacerte del desagradable e insalubre moho en las prendas de vestir.

Productos para eliminar el moho de la ropa

Una vez que aparecen las manchas de moho en la ropa, hay unas cuantas formas de eliminarlas definitivamente. Más allá de detergentes específicos para el moho, que se utilizan sobre todo en lavanderías, podemos optar por soluciones más comunes (y económicas) como son la lejía, el vinagre o el bicarbonato.

Pero antes que nada, es necesario que laves tus prendas con agua caliente. Las altas temperaturas ayudan a matar el moho de forma eficaz y también los posibles alérgenos que se hayan quedado en ellas.

Eliminar el moho de la ropa con lejía

Si las prendas que vamos a utilizar pueden lavarse con lejía, hazlo. Para eliminar las manchas de moho de la ropa con lejía, dejaremos la ropa en remojo con agua y lejía durante un par de horas y después lavaremos en la lavadora con agua caliente.

En remojo, por norma general, una solución de 100 mL de lejía por 10 litros de agua será suficiente, pero es mejor seguir las indicaciones de cada fabricante, debido a las distintas densidades. Otra opción, es añadir la lejía directamente en el cajetín específico para este producto que tienen todas las lavadoras.

Eliminar el moho de la ropa con vinagre

El vinagre es un potente eliminador de moho, y normalmente también acaba con el moho que aparece en la ropa. Bastará con añadir una taza de vinagre blanco en la lavadora en el cajetín del suavizante. Además, el vinagre también sirve para dejar la ropa suave, así que puedes utilizarlo tanto si tienes moho como no.

Si la mancha de moho es muy grande, lo mejor es que dejemos la ropa sumergida en un barreño de agua con una taza de vinagre durante una hora. Después, la lavaremos como de costumbre en la lavadora y no nos olvidaremos de añadir otra taza más en el cajetín del suavizante.

Deshacerse del moho no es solo cuestión de estética y aseo, sino también cuestión de salud. Utiliza alguno de estos dos tips y cuéntanos cómo te va.

Fuente: http://www.hogarmania.com/

Imagen: Web

Comentarios

comentarios