magnicidio

Asesinato de Delgado Chalbaud: El magnicidio de la historia venezolana

El magnicidio de la historia venezolana

La mañana del 13 de noviembre de 1950, una llamada telefónica altera la acostumbrada templanza del mayor Mar­cos Pérez Jiménez, ministro de la Defen­sa. “¡Asaltaron a Delgado!, ¡asaltaron a Delgado!”, exclama, al enterarse que el presidente de la Junta de Gobierno ha sido secuestrado muy cerca de sus casa en Las Mercedes, Caracas.

Horas más tarde, se conoció que el entonces presidente, Carlos Delgado Chalbaud, había sido asesinado a manos de Rafael Simón Urbina, consumándose así el primer magnicidio de la historia venezolana.

Sin embargo, Urbina sólo era el autor intelectual del secuestro ya que, quien disparó en el pecho accidentalmente a Delgado Chalbaud, fue Pedro Antonio Díaz, quien pasó 20 años en la cárcel por ser supuesto “cómplice” del crimen, cuando realmente había sido autor material.

Urbina fue ejecutado por el delito: “A ese carajo (Urbina) sí lo mandé a matar yo, porque un individuo que asesi­nó al Presidente de la República no puede andar caminando libre por la calle”, dijo años más tarde en una entrevista televisiva el presidente Marcos Pérez Jiménez. Díaz, por su parte, al salir de la prisión se dedicó a la agricultura, y se dice que siempre comentaba a sus allegados con mirada triste que, en un forcejeo por tener el control del arma, "yo fui quien mató a Delgado Chalbaud".

Fuente e Imagen: http:// blog.chavez.org.ve

 

 

Comentarios

comentarios