pacto de punto fijo

Pacto de Punto Fijo (1958)

El viernes 31 de octubre de 1958  fue suscrito el Pacto de Punto Fijo por los máximos representantes de los partidos Copei, Acción Democrática (AD) y Unión Republicana Democrática (URD) con el compromiso de preservar la estabilidad de la recién nacida democracia el 23 de enero del mismo año, tras el derrocamiento de la dictadura de Pérez Jiménez.

El pacto fue resultado de un largo proceso de conversaciones y difíciles negociaciones entre los tres partidos a comienzos de 1957,  dos de ellos - AD y URD - permanecían en la clandestinidad y el tercero, Copei, con dirigentes presos y sometido a una severa persecución contra su principal líder, Rafael Caldera.

El Pacto de Punto Fijo fue una declaración general de cinco puntos para la consolidación del sistema democrático durante el quinquenio 1958-1963, que incluía la defensa de la constitucionalidad y el derecho a gobernar conforme a los resultados electorales; gobierno de unidad nacional, es decir, considerar equitativamente a los partidos firmantes y además, otros elementos de la sociedad en la formación del gabinete ejecutivo del partido que resultaba ganador, así como un programa mínimo común.

Si bien, en diciembre de 1960 URD abandonó el acuerdo, su estrategia siguió comprometida con el apoyo a la democracia y su líder Villalba fue aspirante presidencial en 1963; y Copei, pese a no participar en el acuerdo de 1964 entre AD, URD y el FND de Uslar Pietri, definió la línea de la “autonomía de acción (AA)”, pero con un claro apoyo a los postulados puntofijistas.

Más que su duración en términos formales, se trató de un compromiso en función de la estabilidad democrática que se cumplió pese a cambios de presidentes y distintas correlaciones parlamentarias, y con avances como la descentralización y la elección directa de gobernadores y alcaldes.

La reunión y la firma del acuerdo del Pacto se realizó en la residencia de Rafael Caldera en Las Delicias de Sabana Grande, llamada Quinta "Punto Fijo". El acuerdo fue suscrito por Jóvito Villalba, Manuel López Rivas e Ignacio Luis Arcaya por URD; Rafael Caldera, Lorenzo Fernández y Pedro del Corral por Copei, y Rómulo Betancourt, Raúl Leoni y Gonzalo Barrios por Acción Democrática.

Previo a las elecciones presidenciales de diciembre de 1958, los tres candidatos: Betancourt (AD), Caldera (Copei) y Wolfgang Larrazábal (URD) ratificaron los enunciados de la declaración. Algunos de sus contenidos fueron asumidos por otras negociaciones políticas como el famoso “Pacto de la Moncloa”, en la transición española de los años 70.

Fuente e imagen: http://www.eluniversal.com

Comentarios

comentarios