Mi experiencia en el trabajo

Mi experiencia en el trabajo [Parte I]

Finalmente me siento a escribir un poco sobre mi experiencia en el trabajo (Australia), le había estado dando largas al asunto pero hoy tengo un tiempito para escribir, así que aquí va. Eso sí, no tomen esto como estándar pues solo he trabajado en esta empresa y seguramente cada situación será como siempre muy particular, pero bueno, sirve de referencia.

La gente

Las personas en general son muy amables, desde el primer momento todos se mostraron bastante abiertos y amigables. No dejo de sentirme algunas veces intimidada, sobre todo por el tema del idioma, pero ellos entienden y más bien tratan de ayudarte. Sin embargo, las relaciones laborales y el ambiente no son tan cálidos como en Venezuela.

Mis compañeros de trabajo no llegan el lunes a echarme sus cuentos del fin de semana, de su familia o mascota... Por supuesto que hay de todo, veo que hay gente que hace buenas amistades, pero no es lo común. En el sentido personal me parece que  el ambiente es más cerrado y distante. Sin embargo, me la llevo bastante bien con la gente en mi team e inclusive he compartido bastante con otras personas en la empresa; no puedo decir quizá una súper amistad, pero mejor de lo que esperaba al principio. Eso si, todo toma su tiempo. En Venezuela, creo que por la misma forma de ser de la gente, podías conocer a alguien y en cuestión de horas podías estar compartiendo con esa persona como si fuese tu amigo de toda la vida; aquí la cosa es diferente, vas compartiendo y poco a poco te vas ganando la confianza de las personas... Por supuesto que al principio fue un shock, sobre todo porque venía de un ambiente laboral demasiado cálido, cargado de bochinche y gente súper especial. Pero todo en la vida es un cambio ¿no? así que, bueno, me adapté al nuevo ambiente, que no es malo; digamos, diferente.

La hora del almuerzo

Bueno, para almorzar tengo 45 minutos y es flexible, puedo tomarme ese tiempo cuando lo desee. Las personas en su gran mayoría comen en su escritorio, estén o no ocupados. Donde trabajo hay una cocina en cada piso, con sus mesas para comer, microondas, tostador, nevera, etc. Los que llevan comida, en su mayoría solo van y calientan allá y se regresan a su puesto. Una minoría, incluyéndome, comemos en la cocina. La impresión que me ha dado en este tiempo que llevo trabajando, es que la gente no le da importancia al almuerzo, de hecho, muchas veces están comiendo en sus escritorios y cualquiera llega a hacerles preguntas, hasta he visto que dejan la comida para ir a atender algo, regresan y siguen comiendo. Y no me parece que les molesta en lo absoluto, ni que la gente que llega a preguntarles se cohíba al ver que la persona está almorzando. Además, en general sus almuerzos son ligeros, sushi rolls, sandwiches, ensaladas, hasta galletas. Hay una chica que todos los días lleva una lata de atún y se prepara un sandwich. Hay personas que dejan inclusive en las neveras los ingredientes para prepararse sus sandwiches y eso es lo que comen toda la semana. En invierno, por el frío, veo que comen muchas sopas de lata. En resumidas cuentas, abunda lo práctico a la hora de almorzar, no se matan mucho la cabeza por cocinar. La mayoría de personas que veo llevan comida elaborada, son los asiáticos, los de la India y gente con rasgos de otros países. Pero bueno, son cosas culturales. Aquí la comida importante es la cena, y es allí donde comen mejor, opuesto a lo que nosotros (o por lo menos mi familia) acostumbramos.

Este tema de comer sola en la cocina también me disgustó al principio, pues nuevamente venía acostumbrada a echar cuentos con la gente del trabajo a la hora del almuerzo. Luego opté por llevarme mis audífonos y escuchar audiobooks. Recientemente comencé a comer con una amiga venezolana (que por cosas del destino terminó trabajando en la misma empresa) y algunas veces almorzamos con algunos compañeros de trabajo.

Por cierto, creo que una vez  que alguien nos preguntó por aquí por el blog si era común llevar lonchera/vianda, la respuesta es No. Eventualmente, veo a alguien con una loncherita pero no es lo clásico. Aquí las mayoría de las personas usan bolsas (como las green bags, o de tela) o sino bolsos tipo morral (mochila) para llevar el almuerzo y sus cosas.

Por: Diana

Fuente: http://venezaau.blogspot.com/

Imagen: web

Comentarios

comentarios