Lucía Pizzani: "El arte es mi respuesta a la crisis"

La artista venezolana, Lucía Pizzani (Caracas, 1975) vuelve a presentar su obra en Londres, lugar donde reside desde 2007, y que ha sido fuente de inspiración para varias exposiciones: The Worshipper of the Image (Beers Contemporary, 2014) y A Garden for Beatrix (Cecilia Brunson Projects, 2015).

Pero esta vez, las ideas para Broader Implications, como ha llamado a su exhibición, vienen del otro lado del mundo, de su casa, de Caracas, de su Venezuela natal. Y no vienen solas: la colaboración de cinco conocidos fotoperiodistas venezolanos le dan más fuerza a la muestra que se presenta en Photofusion.

Broader Implications no es del todo desconocido para los caraqueños, reúne las obras que ya estuvieron expuestas en Espacio Monitor en Caracas, con la exhibición Inventario personal, y la serie Cesta básica en House of Egorn en el show Descenso en Berlín.

Después de haber expuesto recientemente en la feria más importante de Austria, Vienna Contemporary, Pizzani presenta una idea innovadora que, lejos de limitarse a la contemplación, lleva al espectador a conectarse con un problema social muy específico y muy básico: la necesidad de conseguir alimentos.

Como dice el curador Rodrigo Orrantia: “La cesta de Pizzani está vacía, evidenciando la ausencia de productos tales como huevos, arroz y carne…”.

Pizzani también es comunicadora social y siempre está atenta a lo noticioso, por eso no es de extrañar el vínculo que establece entre su obra y la actualidad: “Tomé prestada la frase 'broader implications' de un titular de un periódico acerca de Venezuela. Quería ver qué decían los medios como una manera de expresar las ideas en la exhibición, para ver cómo se presentaba la crisis al mundo. Las dos series, Inventario personal y Cesta básica, son mi respuesta a la crisis, y además se presentan con el trabajo de los fotoperiodistas que completa lo que quiero decir”.

La muestra está integrada por fotogramas realizados con los alimentos de la cesta básica. “Son la materia que al hacer contacto directo con el papel fotográfico deja su sombra, su forma y su marca”, explica el curador, y agrega: “Pizzani retoma los hallazgos de los muchos experimentos de Inventario personal y los depura para crear estas imágenes de carácter delicado y etéreo; al mismo tiempo, precisas y solemnes. Son quizás estas cualidades que hacen el discurso político subyacente mucho más fuerte”.

Los fotogramas son originales y fueron elaborados por la artista en el cuarto oscuro. Fue todo un desafío, pues tuvo que trabajar con objetos orgánicos.

“Por ejemplo, fue muy difícil reproducir los huevos a través de un fotograma. El albumen terminó pareciendo una galaxia, fue una sorpresa total. Tuve que cortar y pegar como si estuviera haciendo unos rayos X. A veces, fue más dibujar que fotografiar. Hasta usé carne molida para crear algunos arreglos, incluso con la pasta, era como un dibujo”.

Las imágenes sobre la crisis que vive Venezuela, captadas por Alejandro Cegarra, Fabiola Ferrero, Gabriel Osorio, Betty Laura Zapata y Oscar B. Castillo ayudan a construir un contexto político y social en el cual ubicarse para adentrarse en el complicado problema que cada vez es más conocido en el mundo.

–La obra sale del marco clásico, en el sentido que no solo está para verla sino para escucharla, a través de las charlas.

¿También para reflexionar?

–El marco que me ha brindado el centro fotográfico Photofusion y la subvención que me otorgó el Art Council of the Arts me permitieron organizar un programa público bastante completo para acompañar la exposición. La primera idea que tuve fue invitar fotoperiodistas venezolanos para que dialogaran con mi obra y le dieran a la muestra otro nivel de significados y contenidos. Haremos visitas guiadas y abriremos la conversación y discusión sobre fotografía y arte en tiempos de conflicto con organizaciones locales y curadores expertos en la materia, así como los autores de las imágenes.

Fuente  e imagen: http://www.eluniversal.com

Comentarios

comentarios