La Vinotinto visita a Argentina con la ilusión de seguir renovándose

La selección nacional de fútbol de Venezuela se mide esta noche en el estadio Monumental de Buenos Aires a una albiceleste que está urgida de un triunfo.

Es un partido que servirá para que la Vinotinto continúe afinando su renovación de cara a la meta que se trazó el cuerpo técnico y los jugadores: clasificar a la Copa del Mundo de Qatar en 2022.

El encuentro, correspondiente a la decimosexta jornada de las eliminatorias suramericanas al mundial de Rusia 2018, enfrenta a dos selecciones con objetivos completamente distintos.

Mientras que el combinado nacional está comenzando a trazar el camino a la próxima cita mundialista y su fin es adiestrar una nueva base de jugadores, el de la Albiceleste es conseguir desesperadamente una victoria que los acerque a Rusia.

Los dirigidos por Jorge Sampaoli se ubican en el quinto puesto de la clasificación con 23 unidades, posición que les da opción a jugarse el repechaje ante un equipo de la confederación oceánica. Pero una selección como la Argentina, con la estirpe y peso futbolístico que tiene a sus espaldas, no puede darse el lujo de jugarse su suerte en un compromiso de repesca.

"Mañana (hoy) solo nos sirve ganar. Nuestro objetivo es meter un gol rápido para que el rival tenga que cambiar el esquema. Debemos ser un equipo que tenga bien claro qué partido le toca jugar. Será muy importante creer en lo que nosotros podemos hacer y en nuestras capacidades para seguir con la esperanza de clasificar al próximo Mundial," señaló Jorge Sampaoli, en la rueda de prensa previa al compromiso frente a los criollos.

En cuanto a lo que el estratega argentino espera para el encuentro contra la Vinotinto, dijo: "Contra Venezuela, si no tenemos el dominio de la pelota y la perdemos mucho, nos ponemos en riesgo, porque ellos tienen buenos jugadores para el ataque. En nuestra búsqueda de juego trataremos de detenerlos. Como se vienen dando las eliminatorias, cada partido va a ser muy difícil de resolver porque la presión existe y nuestra obligación no nos tiene que bloquear. Ganar los compromisos en los que nos toca ser locales nos dejaría muy bien parados para clasificar".

Referente al compromiso de su estrella, Lionel Messi, el técnico fue enfático en expresar: "Leo está totalmente involucrado para que Argentina esté en el Mundial, así lo demostró contra Uruguay y lo seguirá haciendo hasta que clasifiquemos a Rusia".

Habla el mandamás

Si del lado del banquillo argentino hay preocupación, Rafael Dudamel muestra una cara mucho más tranquila y relajada, sabiendo que tiene en el tiempo su mejor aliado. "Tenemos muy buenas sensaciones para este encuentro. El partido contra Colombia nos dejó un buen sabor de boca más allá de que no ganamos, pero el rendimiento en general fue muy bueno. Sin embargo, no nos podemos quedar allí. Tenemos que seguir construyendo este equipo poco a poco".

Al igual que Venezuela, Argentina también atraviesa varios cambios en su alineación con la llegada de Sampaoli, entre los que destaca el tridente ofensivo conformado por Lionel Messi, Paulo Dybala y Mauro Icardi. Referente a ello, Dudamel indicó que tienen muy claro cuáles son las fortalezas de Argentina. Sobre todo en su ataque. El cómo poder contrarrestar su capacidad ofensiva y poder trabajar el partido con mucha versatilidad táctica que les permita desenvolverse de buena manera para ir creciendo durante el partido.

En cuanto al parado táctico que empleará Venezuela, Dudamel señaló que no irán a defenderse solamente. "A Uruguay le funcionó tirarse atrás y conseguir el empate 0-0 porque históricamente es una selección que disfruta al implementar ese estilo de juego. Nosotros estamos preparados para atacar y defender. Siempre es más riesgoso sostener el partido cerca de tu arco. No limitaremos la ofensiva".

Fuente: http://www.eluniversal.com

Imagen: Web

Comentarios

comentarios