bolsas 1

La espiral inflacionaria desata peleas dentro del chavismo

El diario El Mundo de España destacó la situación del chavismo en Venezuela, que en los últimos días ha iniciado un debate en público sobre la situación económica del país.

Hiperinflación, escasez, desabastecimiento, falta de dinero en efectivo, caída de las reservas internacionales y la sombra de la bancarrota planeando sobre el pago de la deuda exterior, en medio de un éxodo indetenible de venezolanos,  es el panorama del país petrolero.

El embajador de Venezuela en las Naciones Unidas, Rafael Ramírez, aseguró en un polémico artículo que la inflación que afecta a Venezuela ha provocado críticas y peleas dentro de la revolución. Además, señaló que algunas medidas no fueron tomadas a tiempo por parte del presidente Nicolás Maduro para atender la situación. Su análisis fue condenado por algunos dirigentes del chavismo.

Con esta declaración, Ramírez suma su voz a la de José Vicente Rangel, periodista  afecto al Gobierno, quien el 19 de noviembre criticó la crisis que atraviesa el país durante su programa dominical transmitido por Televen, donde aseguró que la situación coloca “contra la pared” a los venezolanos.

“Insoportable el costo de vida. Imposible callar ante el fenómeno que azota por igual a todos los habitantes de este país, sin excepción, sin distingo social y político. Los venezolanos estamos contra la pared”, expresó.

En octubre, Isaías Rodríguez, que trabajaba como segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, salió de su cargo después de criticar la gestión en materia económica del Gobierno nacional. Sin embargo, no hay una confirmación directa sobre si fue una destitución motivada a sus críticas.

Venezuela soporta hoy una hiperinflación descomunal, que ha pulverizado el bolsillo de los venezolanos hasta límites olvidados en el continente. Las utilidades de diciembre, que tradicionalmente servían para comprar ropa y repintar las casas, hoy se emplean en adquirir un kilo de café y otro kilo de azúcar. Analistas económicos calculan que 2017 cerrará con una subida de los precios del 1.200 %, cuando en Colombia,  supera por poco el 4 %. Basta otro dato: cuando Maduro llegó al poder en 2013, el dólar paralelo cotizaba a 20 bolívares por billete verde americano. En estos momentos se cambia a 82.363 bolívares.

 

Fuente e imagen: el-nacional

Comentarios

comentarios