CARNE 1

El precio de la carne de primera aumentó 26,66 % en una semana

Especialistas en nutrición recomiendan consumir carnes rojas entre dos y cuatro veces por semana. Sin embargo, el alza en el precio de la proteína en los mercados municipales y supermercados le dificulta al venezolano almorzar un tradicional bistec encebollado o un plato de espaguetis con carne molida, de forma regular.

“Compré tres kilos de carne a 52.000 bolívares el kilo. Con ese dinero yo hacía el mercado general de la casa. Ahora tengo que rendir la carne con aliños, porque me tiene que durar para un mes y somos una familia de seis personas”, afirmó una consumidora en Quinta Crespo.

En ese mercado municipal un kilo de carne de primera (lomito, ganso, pulpa negra, muchacho redondo, cuadrado, entre otros cortes) cuesta 52.000 bolívares, mientras que en los supermercados la venden en 62.000 bolívares. La semana pasada el precio estaba en 45.000 bolívares, lo que representa un incremento promedio de 26,66 %.

“Cuando el carnicero me dijo hace una semana que la carne costaba 45.000 bolívares lo miré y le dije: Ok, gracias. ¿Cómo lo iba a comprar si solo tenía 35.000 bolívares en mi cuenta? El lunes, mi hija me dijo que estaba casi en 60.000”, señaló Josefina Pacheco, vecina del sector Artigas.

En junio, el precio de la carne de primera estaba entre 17.000 y 18.000 bolívares, lo que equivale a un alza promedio de 194,28 % en cuatro meses. En ese mismo mes del año pasado costaba entre 4.148 y 4.563 bolívares, para un incremento de 1.082,41 %.

Actualmente, la carne de segunda (falda, solomo abierto, sobrebarriga, lagarto con hueso, entre otros cortes) en Quinta Crespo tiene un precio de 50.000 bolívares, mientras que en junio valía entre 15.500 y 16.000, lo que equivale a un aumento de 217,46 %.

Jonathan Rondón, empleado de un frigorífico en Quinta Crespo, indicó: “Las ventas están muy malas porque la gente compra poquito, 700 gramos, medio kilo y máximo dos”. Admitió que para el consumidor los precios en las carnicerías son muy altos para una familia de ingresos básicos.

Para justificar el alza, un comerciante de Quinta Crespo explicó que los precios de los proveedores son muy cambiantes. “La semana pasada el kilo de carne estaba en 27.000 bolívares ahora va a llegar en 31.500 bolívares, lo que me obligará a vender el kilo en 60.000 bolívares para poder mantener el negocio y cumplir con los pagos de impuestos, alquiler, sueldos y demás compromisos”.

Los consumidores pueden encontrar otras opciones para comprar carne a precios más bajos en establecimientos independientes, como en el que labora Kevin Hevia. Desde las adyacencias de Quinta Crespo ofrecen el kilo de carne molida en 44.000 bolívares. “Ya la gente no tiene plata, lo que hacen es comprar sardinas y sobrevivir para comer. Vendo a este precio porque si aumento nadie me va a comprar”.

Un carnicero manifestó que en el mercado de Quinta Crespo incrementó la venta de bofe ante los altos precios de la carne de res. “El bofe se regalaba antes, pero ahora cuesta 13.000 bolívares el kilo; la gente suele comprarlo para incluirlos entre sus comidas diarias”.

Fuente e imagen: http://www.el-nacional.com

Comentarios

comentarios