residencia

¿Entras como turista a España y quieres solicitar la residencia?

Si llegaste a España en calidad de turista  y tus intenciones son quedarte a vivir por tiempo indefinido en este país, tienes dos opciones al momento de pedir la residencia, aunque todo depende del tipo de residencia que puedas solicitar, porque si eres familiar de comunitario, sí puedes (y debes) tramitar tu tarjeta comunitaria, que es el documento que evidencia que tienes derecho a vivir y trabajar legalmente en España.

Otro caso en el que puedes entrar como turista y pedir un estatus migratorio en España, es si eres hijo de madre o padre español pero no obtuviste la nacionalidad antes de cumplir los 18 años, debes vivir un año en el país y solicitar la residencia por arraigo familiar.

Algunas personas optan por solicitar asilo, y en este caso te recomendamos consultar antes con un abogado para saber si dicha petición es viable, puesto que  corres el riesgo de que te lo nieguen y tengas que abandonar el país.

España no es como otros países como Panamá, Estados Unidos o Chile, que una vez llegas y consigues un trabajo, inmediatamente solicitas una visa. En este caso, si conseguiste un empleo, la empresa te da todos los documentos que necesitas y debes devolverte y hacer la solicitud de visa de trabajo en el consulado de tu país.

El mismo caso aplica para los estudiantes, la solicitud de visa de estudiante se hace en el consulado de tu país de origen y con esa visa es que pides el permiso de residencia tan pronto llegues a España.

En definitiva, si viajas a España como turista y transcurren los 90 días estipulados para tu permanencia en el país, te tienes que devolver a menos que cumplas con las dos condiciones antes mencionadas que te permitan solicitar visa como familiar de comunitario o por arraigo familiar.

En caso contrario, te  quedarías como ilegal, situación que no es recomendable, pues tendrías limitaciones para conseguir empleo, además de no tener acceso a muchas otras cosas que te garantizarían un mejor nivel de vida.

 Fuente e imagen: Inmigrantes en Madrid

Comentarios

comentarios